Translate

17 mayo, 2011

Viejo Tigre Guaraní GUILLERMO ARTURO WEYER PIAZZA 05/09/1940 - 16/05/2011




Viejo Tigre Guaraní

GUILLERMO ARTURO WEYER PIAZZA
05/09/1940 - 16/05/2011

Te fuiste joven aun, pero tu vida intensa de luchas, de solidaridad, te deparó un nuevo lugar, volver a enfrentar la impunidad de los poderosos, esta vez en los estrados judiciales. Comprendiste que hoy, la Justicia debería equilibrar la inequidad.

Te jugaste, una vez más, como tantas otras, de vuelta a tu Paraguay, con las contradicciones que tanto te enojaban, pero a pesar de todo te sumaste a hacer tu aporte, elegiste una vez más la Lucha, a la calma, le esquivaste a la muerte placida, de la rutina retomando el camino del sacrificio personal.

Quienes tuvimos la suerte de conocerte, rápidamente te admiramos, la historia de las resistencias contra los opresores te tuvo como protagonista, a lo largo de tu vida, acumulaste historias que volcaste en tus libros, sentiremos la falta de tu palabra, tu reflexión que siempre nos sirvieron de guía.

Compañero Guillermo, quienes asumimos la Lucha como forma de Vida, sabemos que no somos de esos que van a morir en la calma del hogar, entre la vida bucólica, segura del no te metas, elegimos el riesgo del compromiso, por esto sabemos que no hay despedidas ni adioses, hay hasta pronto Compañero, tomaremos las banderas, las llevaremos adelante a pesar de todo, lo nuestro siempre es abrir picada en el monte, con la esperanza que otros profundicen el camino.

Tu perdida no será en vano, mientras tengamos fuerzas seguiremos, el deseo de que tu ejemplo se transforme en chispa de Libertad, que desde el suelo surja la Justicia, que esa chispa se transforme en fuegos purificadores, ahuyentando la impunidad y poniendo en fuga a los criminales, quienes más temprano que tarde estarán, frente a los estrados de la Justicia, rindiendo cuentas por los crímenes cometidos.

Nos quedamos con el recuerdo de tus charlas, tus análisis, y especialmente de tu sonrisa y el brillo de tus ojos, cuando nos juramentamos seguir al frente a pesar de todo, sentimos que por fin “ellos”, están preocupados, por fin estamos dando pasos en el camino de la Verdad y la Justicia.

Tu muerte no fue casual, ni accidental, tu muerte es producto de un nuevo crimen cometido desde el Estado, la vil maniobra del los Fiscales de Paraguay, te llevaron a este desenlace, quienes somos testigos directos y Compañeros de Querella, buscaremos Justicia y Condena a estos nuevos asesinos encubiertos, bajo el disfraz de Magistrados.

GUILLERMO WEYER PRESENTE!!!

Reseña de algunas de sus vivencias:

Guillermo Arturo Weyer Piazza (*)

Periodista. Trabajó en la prensa escrita, radial y televisiva en la década del sesenta del siglo anterior. Colaboró en “La Mañana” de Manuel Bernardes con Fernando Casenave. En 1964, fue reportero en el diario “El Día”, y fueron sus maestros sin quererlo ni saberlo, Isaac Kostianovsky, Sindulfo Martínez, José Luis Appleyard y el historiador Julio César Chaves. Un tiempo fu reportero de “Radio Paraguay” para “El Boletín del Medio Día Asunceno”. Pocos meses trabajó en “La Tribuna” y algunos meses antes de la aparición del diario “ABC Color” en sus 20 números ceros y varios meses después de su aparición pública, con Humberto Pérez Cáceres como Jefe de Redacción. Fue co-redactor con Fernando Casenave en la primera página política que se iniciaba tímidamente en el Paraguay en 1967.
Fue echado del diario por su director Aldo Zucolillo y el administrador Ángel Arias, cuando intentó formar un sindicato de trabajadores, de periodistas junto con los obreros de la impresión. A los obreros los echaron inmediatamente, Pérez Cáceres renunció, a Weyer lo echaron al día siguiente y a Fernando Casenave dos semanas más tarde. Para Zucolillo nada de sindicatos de trabajadores, apenas asociaciones de empleados. Trabajando en “ABC Color” fue querellado por un presidente de seccional colorado, comprobado cuatrero y persistente hurrero del estronismo. Jerónimo Irala Burgos fue su defensor y detenido en el Departamento Central de Policía defensor y defendido. Un día uno y dos semanas el otro.
Con Humberto Pérez Cáceres trabajó en la redacción y preparación de informes periodísticos para el programa que el actor Jacinto Herrera tenía en el “Canal 9”. Al poco tiempo le prohibieron ingresar a la sede del canal estronista. Trabajó en la revista “Así Es”, de Manuel Bernardes Brugada. Al año lo echó acusado de tocarse la nariz lo que significaba la obsesión del director, pertenecer a una siniestra logia masónica. Así nomás!
A la muerte de Sindulfo Martínez en 1966, fue nombrado corresponsal de la “Agencia Reuters” en Asunción. Cuatro años más tarde llegó de visita el Alcalde de Nueva York, Nelson Rockefeller. Con “Reuters” filmó la quema de la bandera norteamericana por los alumnos del “Colegio Cristo Rey”, con José Carlos Rodríguez dirigiendo la batuta. Fue apresado y expulsado a Clorinda (Provincia de Formosa-República Argentina) en 1969, con algunos curas jesuitas. Volvió clandestinamente. Fue echado de “Reuters” a pedido del Ministro de Relaciones Exteriores de la dictadura, Raúl Sapena Pastor, con el apoyo y la intriga de periodistas de “ABC Color”, que estaban a la pesca y a la espera de ese cargo.
Conocido por los policías de investigaciones y de la “División Técnica de Represión al Comunismo y las Actividades Antidemocráticas”, desde su primer apresamiento en junio de 1960, acusado de pertenecer al “Frente Unido de Liberación Nacional” (FULNA). En 1964, cubriendo la visita del general Charles de Gaulle para el diario “El Día”, fue apresado acusado de entregar un dossier de la recientemente formada “Comisión de Derechos Humanos”, que dirigía Carmen de Lara Castro. En 1965, apresado a la media mañana comiendo una empanadita en el “Bar Felsina” y trasladado a las celdas del Ministerio del Interior, por atribuírsele contactos con antiestronistas. Trabajó en “Radio Comuneros” dos semanas, y apresado a la salida por enviados del “RI.14”. Querían averiguar si tenía relación con el maestro Arturo López (Agapito Valiente), de Barrero Grande. En 1967, apresado a la salida del diario “ABC Color”, y acusado de enviar informaciones al exterior a través de la “Agencia de Noticias Reuters” sobre el desarrollo de la “Convención Nacional Constituyente”, convocada a medida de paladar para la reelección de Stroessner, con la complicidad del “Partido Liberal” y del “Partido Revolucionario Febrerista”. En 1968, al regresar de un viaje de la sede de “Reuters” Buenos Aires (Capital-Argentina), después de entrevistar al maestro José Asunción Flores, fue apresado en la frontera y secuestradas sus notas y fotos. Otra en 1969, con la comentada visita de Rockefeller. En 1971, en una reunión reservada de luchadores por la libertad fue atacada la misma por policías de “investigaciones”. En la huida fue alacanzado por una esquirla que penetro hasta el hueso de una pierna, infectándose después. Una pareja liberal radical, conociendo su posición política e ideológica, le dio refugio hasta su curación total y salida del país.
En 1972, en una madrugada es apresado por policías de la “Comisaría Tercera” de Asunción que allanaron su vivienda. Acusado de haber proveído informaciones a los autores del libro “Latin Operation”, cuando tres años atrás, había sido corresponsal. Fue a pedido de la “Inteligencia de la División de Caballería”, puestos que en libro se mencionaba como a uno de los abanderados del contrabando de drogas al general Andrés Rodríguez, Comandante en la División de Caballería en ese entonces. Los policías averiguaron a esa ciudad, le obligaron a sacar el dinero y pasaron a Posadas (Misiones-Argentina) con la advertencia de no regresar o su entrega a la “Caballería” sería inminente y con la entrega, la muerte.
Se instala en Buenos Aires y funda una agencia de noticias. Antes, cae preso con otros paraguayos al protestar por la llegada del dictador fascista Alfredo Stroessner en su visita oficial en 1972, invitado por el presidente de facto de la Argentina, Jorge Agustín Lanusse. La “Agencia Noticiosa Paraguaya” (ANP), llegó a ser muy conocida y sus servicios informativos requeridos por las grandes agencias de noticias, entre ellas la “TASS” (soviética), la “Agencia Prensa Latina” (de Cuba), “CTK” (de Checoslovaquia), “Sinjua” (de China Popular) y de varios países más. En 1974, en la “Comisaria Tercera” permanecían los tres presos políticos comunistas ¡por más de dos décadas! y sin juicio alguno. Desde Buenos Aires le habló por teléfono al comisario preguntando por la saludo de los presos. “Ni ndo hasyi, ni ndo manoi” (“ni está enfermo ni ha muerto”) contestó, pero al día siguiente la “Policía Federal Argentina” allanó su departamento y lo detuvieron, y nuevamente es remitido a la cárcel de encausados de Villa Devoto (Provincia de Buenos Aires-Argentina), durante meses.
En 1974, el “canciller” Raúl Sapena Pastor, en la reunión de la “Organización de Estados Americanos” (OEA), el patio trasero del imperialismo norteamericano, de antes y de ahora, le señaló al director de la “ANP” de ser agente cubano “para desinformar sobre el gobierno colorado del presidente Stroessner”. Fue citado en “Coordinación General Argentina” y advertido sobre las consecuencias.
Con el golpe militar genocida de 1976 en Argentina, le clausuran la agencia de noticias, se clandestiniza y se ve obligado a salir de la nación hermana. Regresa nuevamente después de permanecer en el exterior un par de años y es apresado por agentes de inteligencia de las “Fuerzas Armadas” argentinas, en el “Aeropuerto de Ezeiza”. En 1979, se integra a la “Unión de Periodistas del Paraguay en el Exilio”, en ingresa ese año en el “Segundo Congreso” de la “Federación Latino-Americana de Periodistas” (FELAP). Fue secretario del “Movimiento Paraguay por la Soberanía y la Paz” bajo la dirección del maestro Flores primero y luego del maestro Herminio Giménez y la “Secretaría de Relaciones” de Elvio Romero.
En 1986, decide regresar al Paraguay desde España. Lo hace ese año y vuelve a integrar una organización de lucha anti-dictatorial. Los acontecimientos se van precipitando y vive el “hundimiento del cuatrinomio de oro”, y en febrero de 1989 asiste desde el bacón de su departamento a la lucha armada que finalmente dio término a la dictadura colorado-estronista que tomó el poder por un golpe militar.
Ejerció actividades varias en Asunción hasta que un problema de salud lo llevó a regresar nuevamente a Buenos Aires (Capital) donde residía hasta que lo sorprendiera la muerte en el suelo que lo vio nacer, siendo miembro del “Movimiento Nacional de Víctimas de la Dictadura Estronista” y miembro de la “Comisión de Derechos Humanos de Paraguayos”, en Buenos Aires. Así, realizando burocráticos trámites de acusación y juzgamiento de represores de la vil dictadura, y justamente luchando contra la aberrante e indignante impunidad aún vigente, no soporta su vieja afección coronaria. Una vida de lucha.

(*) Extraído del libro sobre Gaspar Rodríguez de Francia, de su autoría, redactado por Adrico Mora, del libro que presentó Roberto Paredes en Asunción en el 2010. Guillermo Weyer fallecció en la ciudad de Asunción el 16 de mayo de 2011. Fue velado el día 17 de mayo y actualmente sus familiares han iniciado su cremación en privacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario