Translate

30 mayo, 2017

Concejales de Vista Alegre que prohibieron el fracking

http://www.opsur.org.ar/blog/2017/05/19/concejales-de-vista-alegre-que-prohibieron-el-fracking-defender-la-ordenanza-es-defender-la-salud/

Seis meses después de prohibir el fracking, la localidad de Vista Alegre aún tiene la ordenanza en suspenso. El gobierno neuquino busca declararla inconstitucional para poder avanzar con pozos de tight gas en la zona. Hablamos con los y las concejales que aprobaron el proyecto, que sustentan su decisión en la necesidad de proteger la actividad productiva frutícola en la zona, así como la salud de sus habitantes. “El petróleo nos perjudica en Vista Alegre porque están destruyendo tierra productiva y acá no queda nada”, sostiene el concejal Hugo Olivera.

Movilización en contra del fracking en Vista Alegre / Negro Ramírez

Por: Fernando Cabrera y Martín Álvarez
El Concejo Deliberante de Vista Alegre aprobó por unanimidad la prohibición del fracking en el municipio a fines de 2016. Aunque la ordenanza 783 fue la respuesta a una demanda popular, rápidamente el Ejecutivo provincial presentó un pedido de inconstitucionalidad en el que argumentó que la legislación sobre hidrocarburos es competencia provincial. El apuro oficial se debe a que los límites municipales se superponen con dos áreas donde la provincia y las empresas pretenden explotar “tigth gas” mediante la técnica de fracking.
En respuesta, el Tribunal Superior de Justicia dejó en suspenso la ordenanza hasta resolver la cuestión de fondo. Mientras esperan el fallo, el OPSur conversó con cinco de siete ediles municipales. Como  representantes de los dos bloques que componen el Concejo (cuatro del Movimiento Popular Neuquino y tres del Partido Justicialista) aseguraron que están tranquilos porque hicieron lo que los y las vecinas querían: proteger la tierra, el agua y la salud.
“Nosotros no entendemos por qué perforar cerca del río. Este es el vallecito nuestro y no queremos la actividad de riesgo. Nos dicen ‘es una actividad de riesgo pero con los controles’. No, nosotros no queremos el riesgo acá”, fundamentó Sergio Parra, uno de los ediles del MPN, partido que gobierna la provincia casi sin interrupciones desde de la década de 1960 y que es uno de los principales promotores del desarrollo de explotación hidrocarburífera mediante fracking en Argentina.
“Defender la ordenanza es defender la salud. No podemos enfermar a la gente y después, porque una empresa petrolera nos trae una ambulancia, decir ‘estamos trabajando’. Primero que nada que no se enfermen”, propuso dejando al descubierto la lógica que prima en la política provincial.
A Parra le reclamaron la ordenanza sus compañeros de fútbol y asado. “Son quienes nos votaron, porque no les daba lo mismo”, aseguró. Después de referirse a las dificultades económicas que imposibilitan la realización de obras, explicó: “una de las pocas cosas que le hemos podido dar desde la gestión a las vecinos es la ordenanza”.
Chacras o el petróleo
Vista Alegre se ubica en la margen este del río Neuquén, unos 25 kilómetros al norte de la capital provincial. Es una zona frutícola, pese a la crisis que vive el sector, hay tres galpones de empaque de fruta para exportación. En los últimos años se ha convertido, junto a Centenario y Chañar, en un eje hortícola.
“La mayoría de la gente acá trabaja en la chacra, esa era una de nuestra preocupaciones. Después nos preocupaba que si las perforaciones son en planicie [en la altura] por lógica las aguas que se usan para los pozos bajan a las napas y por el declive del suelo vienen a parar al río”, señaló Rosa Loncoy, presidenta del Concejo y compañera de bloque de Parra. “Cuando la gente no puede laburar en la chacra, termina cayendo al municipio a pedir un contrato, una ayuda económica”, acompañó Parra.  
Según información oficial en el ejido municipal hay 111 pozos. La mayoría fueron perforados en la década de 1970 por la estatal YPF y sólo cuatro se realizaron desde el 2007 por la empresa Petrobras. Las expectativas empresariales y gubernamentales en el yacimiento de “tight gas” son muchas, así como las preocupaciones de las y los vecinos de Vista Alegre. Temen que ocurra algo similar a la zona de chacras de Allen -distante a unos 45 kilómetros de Vista Alegre- encendieron rápidamente la alarma entre los vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario