Translate

24 agosto, 2016

BelénEnLibertad sí, da para festejar, pero- La Retaguardia- Radio

http://www.laretaguardia.com.ar/2016/08/victoria-aguirre.HTML



Eso pensó la única persona a la que Victoria Aguirre le pudo pedir ayuda mientras estaba secuestrada junto a su hija por su ex pareja. El hecho sucedió unos días antes de que Selene, la niña, fuera asesinada a golpes. Aguirre está presa hace 18 meses acusada de haber participado del crimen. Ese pensamiento del hombre que no la ayudó, da cuenta de la naturalización de la violencia contra las mujeres.. (Por La Retaguardia)

Foto: los papás de Victoria en el Encuentro de la RNMA en Posadas.

"Mi hermana tiene 23 años y está detenida desde el 29 de enero de 2015. Ella tenía una nena de dos años y cuatro meses al momento de fallecer a la que le habían diagnosticado retraso madurativo por calcificaciones del cerebelo lo que le provocó distintos tipos de ataques", introdujo Aguirre. Los ataques que sufría la niña, Selene, eran cardiorespiratorios o epilépticos, "y había una medicación específica que no debía faltarle nunca. Mi hermana era estudiante de magisterio y cuando diagnosticaron la enfermedad ella decidió que iba a hacer de la docencia no sólo su pasión por los chicos sino también un medio para sacar adelante a su hija. Llegó a tercer año del magisterio, donde conoció a Rolando Emilio Lovera, se fue a vivir con él a alquilar una casita", contó. Para Aguirre, en un principio, "todo iba bien, como cualquier pareja sólo que con una nena. Él ya venía de un par de matrimonios o parejas fallidos y pensaron que iban a tener una vida tranquila".

El infierno

"A partir del 13 de enero a él le dio un ataque de celos por las atenciones que tenía mi hermana con su hija Selene. Comenzó a maltratar a la nena y mi hermana le planteaba que no hiciera eso, que ella no se podía golpear, que tenía problemas en la cabeza y podía morir. La respuesta de él fue: '¿Vos me estás diciendo que soy culpable de la enfermedad que tiene tu hija?' y comenzó a sacudirla, a golpearla, a tirarla hacia arriba a la beba", relató Aguirre sobre el primer episodio de violencia física que manifestó Lovera. Explicó, además, que su hermana se defendió quitándole a la niña de los brazos y él reaccionó con agresiones verbales y físicas, "le rompió el teléfono y la encerró en la pieza y se fue a trabajar. Él era sereno en una arenera acá en Oberá, la arenera Simon. Al regresar al día siguiente por la mañana, mi hermana tenía armados los bolsos para volverse con mis padres y él se enojó mucho más que la noche anterior y las volvió a castigar a ella y a la nena". Aguirre agregó que la mujer estuvo alrededor de una semana sin hablar con su familia: "Él le prestaba su celular pero mientras tanto tenía a la nena en brazos y la amenazaba: 'Si decís lo que no debés, yo mato a tu hija'. Él solía estar con un cuchillo o un arma de fuego en la mano y entonces mi hermana decía lo que él le pedía", aseguró.


No hay comentarios:

Publicar un comentario