Translate

12 agosto, 2011

trabajar como un moro y pretender ganar como un judío





"Me entusiasma la tarea y la idea de participar por reestablecer los valores republicanos”, dijo Javier González Fraga tras aceptar secundar a Ricardo Alfonsín como candidato a vicepresidente para las próximas elecciones nacionales.

Para el ex asesor de Gaith Pharaon -el banquero favorito de narcoterroristas y traficantes- , los valores republicanos no se ven afectados por el antisemitismo. Así puede deducirse de un trabajo suyo, compilado y avalado por Mariano Grondona en el libro “La Corrupción” (ed. Planeta, 1993). En el capítulo “Corruptos y Corruptores” que firma González Fraga, meditadamente concluye que la mejor definición del término “curro” sería la siguiente: “trabajar como un moro y pretender ganar como un judío”.

“La primera forma de corrupción que veo en nuestro país no es ilegal: generalmente la denominamos ´curro´. Es ésta una expresión maravillosa que define algo muy argentino… No me atrevería a usar tal expresión en un libro sin haber consultado con amigos que saben más que yo de estas cuestiones y, además con diccionarios especializados. En uno de la Real Academia Española del siglo pasado encontré una definición de ´curro´ que define perfectamente lo que queremos expresar los argentinos cuando la usamos: ´currar´, dice el diccionario, es ´trabajar como un moro y pretender ganar como un judío´. ”

Tal como señaló el periodista Daniel Muchnik en el periódico “Nueva Sión” del 11 de julio de 1993 -un año antes del atentado a la AMIA- Gonzalez Fraga apela a esta “definición traída de los pelos desde el oscurantismo español del siglo XIX” para introducir “un sentimiento penosamente antisemita”.

Y no lo hace en el marco de un acalorado debate, sino en una obra producto de un dedicado esfuerzo intelectual, como lo es el capítulo de un libro de pretensiones éticas, compilado por el recordado partenaire de Bernardo Neustadt.

Seguramente, una expresión semejante en boca del neonazi Alejandro Biondini generaría las pertinentes denuncias ante el INADI y la justicia electoral. Salvo que, claro está, se presente con una fórmula electoral para “restablecer los valores republicanos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario