Translate

17 julio, 2018

López Obrador gana la presidencia de México con una victoria aplastante Por AZAM AHMED y PAULINA VILLEGA


https://www.nytimes.com/es/2018/07/02/eleccion-2018-amlo-lopez-obrador/?emc=edit_bn_20180702&nl=boletin&nlid=7931977520180702&te=1

CIUDAD DE MÉXICO — Montado en una ola de descontento colectivo por la corrupción y la violencia desenfrenadas, Andrés Manuel López Obrador fue elegido presidente de México este domingo 1 de julio con una victoria aplastante, que da un vuelco al sistema político dominante del país y le otorga un amplio mandato para reformar al país.
La victoria de López Obrador lleva a un líder de izquierda al mando de la segunda economía más grande de América Latina por primera vez en décadas, una posibilidad que ha embargado de esperanza a millones de mexicanos (y a las élites del país, de temor).
El resultado representa un rechazo evidente al statu quo de la nación, que durante el último cuarto de siglo se ha definido por una visión centralista y por una adopción de la globalización que muchos mexicanos sienten que no les ha servido.
Las promesas centrales de la campaña de López Obrador —acabar con la corrupción, reducir la violencia y abordar la pobreza generalizada de México— fueron muy populares entre los votantes, pero acarrean preguntas que él y su nuevo gobierno podrían tener dificultades para responder.
¿Cómo pagará su ambicioso plan de programas sociales sin gastar en exceso y dañar a la economía? ¿Cómo librará a su gobierno de funcionarios corruptos cuando algunos de ellos fueron parte de su campaña? ¿Podrá hacer mella en la violencia inexorable de la guerra contra las drogas, que el año pasado causó más homicidios que las dos décadas anteriores?
¿Y cómo gobernará López Obrador, un político radical con tendencia a menospreciar las críticas en los medios y en todos lados?
Al final, el deseo de un cambio en el país pesó más que cualquiera de las dudas que el candidato pudiera haber inspirado.
“Es tiempo de un cambio, es tiempo de ir con López Obrador y ver qué pasa”, dijo Juan de Dios Rodríguez, un campesino de 70 años del estado de Hidalgo, un bastión tradicional del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha dominado la política en México durante prácticamente toda su vida. “Esta será la primera vez que votaré por un partido diferente”, dijo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario