Translate

10 abril, 2019

'¿Quién mató a mi hermano?': El caso de desaparición y muerte de Luciano Arruga en Argentina

https://actualidad.rt.com/actualidad/310714-caso-desaparicion-muerte-luciano-arruga-argentina#.XKc30UBtArB.email
El documental cuenta la historia sobre uno de los hechos de violencia institucional más icónicos de la historia reciente del país sudamericano.
El 31 de enero de 2009 un joven de 16 años caminaba por su barrio en Lomas del Mirador, en el municipio de La Matanza, limítrofe a la capital argentina. Fue entonces cuando agentes de la Policía Bonaerense lo interceptaron y lo detuvieron. No era la primera vez que esto le pasaba a Luciano Arruga. Sin embargo, fue la última.
Aquel acontecimiento dio origen al documental '¿Quién mató a mi hermano?', de Ana Fraile y Lucas Scavino, cuya protagonista es Vanesa Orieta, hermana del joven. El film se estrenará en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), que se lleva a cabo entre el 3 y el 14 de abril.
"Buscamos trascender el medio local, buscar conectores con la problemática que enfrentan familiares de víctimas de desaparición forzada en distintos lugares del mundo", explicaron los directores a este medio. "Demostrar que no se trata un problema de Argentina sino de todos los Estados en este momento histórico", añadieron.
Scavino sostuvo que buscan "que esta película ayude a la repercusión de este caso". "Sabemos, como lo dijo Vanesa muchas veces, que la lucha por verdad y justicia es en la calle y esta es la manera que nosotros encontramos, con nuestras herramientas, de ser parte de esa lucha", subrayó.

El caso Luciano Arruga

Simplemente por su aspecto (era un muchacho humilde), los agentes de la zona habían hostigado y arrestado a Luciano varias veces en sus cortos 16 años de vida. De hecho, como se comprobó en un juicio posterior, en octubre de 2008 fue torturado por oficiales policiales. Querían que trabajara robando para ellos, pero siempre se negó.
Por eso, aquel 31 de enero de 2009 fue distinto. Ni bien su hermana Vanesa se enteró que el joven estaba otra vez privado de su libertad se acercó al destacamento del barrio. Pero le respondieron que no estaba allí –un peritaje posterior demostró que la policía mintió–. Pasaron las horas y Luciano no aparecía.
Así siguieron semanas, meses y hasta años. Vanesa se convirtió, casi sin quererlo, pero a fuerza de una voluntad inquebrantable, en un ícono de la lucha de familiares de desaparecidos en democracia. Continuando, así, el legado de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
Comenzó a organizar marchas para exigir la aparición del joven, se presentaron habeas corpus y hasta se logró recuperar el destacamento policial para convertirlo en un espacio contra la violencia institucional, por la memoria y los derechos humanos. Los policías involucrados fueron temporalmente separados de la fuerza, pero al poco tiempo los reincorporaron en otras jurisdicciones.
Luciano siguió sin aparecer hasta que el 17 de octubre de 2014 una noticia estremeció a la sociedad argentina. Un cuerpo enterrado sin nombre en el Cementerio de Chacarita, en Buenos Aires, había sido identificado. Era Luciano Arruga que había muerto la madrugada del 1 de febrero de 2009, apenas unas horas después de su detención, atropellado por un vehículo en la autopista General Paz.

Un documental, una lucha colectiva

Poco tiempo antes de que se supiera qué fue lo que pasó con Luciano, Scavino y Fraile se acercaron a Vanesa para proponerle "registrar la actividad del grupo de familiares y amigos" de la causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario