Translate

27 febrero, 2019

Zirkon y Avangard: el último mensaje de ‎Putin a los servicios de inteligencia de ‎Estados Unidos por Valentin Vasilescu

En su más reciente discurso ante la Asamblea Federal, el presidente Vladimir Putin ‎parece haber mencionado la posibilidad de modificar el nuevo misil hipersónico ‎‎ruso Zirkon antes de la puesta en servicio de los sistemas Avangard. Rusia estaría así ‎en posición de superioridad ante Estados Unidos. ‎
El presidente Vladimir Putin mencionó el misil hipersónico Zirkon y el sistema Avangard en su ‎discurso del 20 de febrero [1]. También ‎advirtió que si Estados Unidos llegara a instalar sus misiles de alcance medio en Europa, Rusia ‎apuntará no sólo a sus puntos de lanzamiento en ese mismo continente sino también a sus ‎centros de mando. Algunos de esos centros de mando están en América. ‎
Ya hemos observado que en los discursos de Vladimir Putin la asociación de ciertos términos no es ‎nada casual y que tienen un sustrato que los servicios de inteligencia estadounidenses entienden muy ‎bien. ‎
La única arma capaz de golpear el territorio de Estados Unidos desde territorio ruso –y para ‎la cual el Pentágono carece de defensa– es Avangard. Pero Rusia sólo tendrá 2 sistemas ‎‎Avangard en servicio, lo cual no ocurrirá hasta finales de 2019. ‎
Los sistemas Avangard todavía no están listos, pero el misil Zirkon tiene un enorme potencial ‎de modernización y adaptabilidad, eso es precisamente lo que más teme Estados Unidos. Es de ‎suponer que un Zirkon dotado de un radio de acción más extenso del que normalmente tiene ‎se convierte de hecho en un Avangard más pequeño pero capaz de hacer grandes estragos en ‎territorio estadounidense. ‎
Pienso que el presidente Putin está interesado en que los estadounidenses sepan que Zirkon, ‎debido a su enorme velocidad, puede convertirse en su pesadilla cuando salgan del Tratado INF. ‎
El motor scramjet (o ramjet) de Zirkon es capaz de modificar varias veces la altitud y la ‎velocidad iniciales de este artefacto y su radio de acción es superior a los 6 000 kilómetros. Cabe ‎señalar que el peso del motor scramjet y su carburante (hidrógeno líquido) fluctúa entre 500 y ‎‎600 kilogramos. ‎
La densidad óptima de la atmósfera es aquella donde la resistencia al frotamiento es lo más ‎pequeña posible. Pero el motor scramjet tendrá que funcionar a una altitud de crucero de 50 o ‎‎60 kilómetros. Para alcanzar esa altitud Zirkon necesitará un motor de cohete más potente que ‎el que el actual. ‎
Una variante sería que un misil ruso similar al RSD-10(15Zh45) garantizara el lanzamiento de 2 o ‎‎4 sistemas Zirkondesde una altura de 60 kilómetros. El RSD-10 cuenta con una trayectoria ‎balística, mientras que el nuevo Zirkon, mediante sus saltos hipersónicos‎, hace que su trayectoria sea impredecible para los medios técnicos de Estados Unidos.‎

No hay comentarios:

Publicar un comentario