Translate

04 marzo, 2011

El secreto del Doctor Gaspar Rodríguez de Francia





Por Fátima E. Rodríguez

El 30 de setiembre de 1813, en el templo de la Merced se inauguró el Congreso de 1813 con la participación de más de mil diputados. El Paraguay asumía su independencia públicamente, decidiendo no enviar representantes a la Asamblea de Buenos Aires. El 10 de octubre, se produjo la crisis política y se encomendó a Francia y Cavallero que redactasen un reglamento, que significó la famosa Nota del 12 de Octubre. Fulgencio Yegros y Gaspar Rodríguez de Francia se consagraban “Cónsules de la República del Paraguay”, con la obligación de cuidar “la conservación, seguridad y defensa de la República con toda la vigilancia, esmero y actividad que exigen las presentes circunstancias”. Así se proclamaba la República, la primera en Sudamérica, y se creaba un nuevo sistema de gobierno. Abandonada, desde tiempo atrás, la farsa de gobernar en nombre de Fernando VII, el Paraguay rompía, esta vez definitivamente todo lazo de unión con España.*

Es esta historia la que hizo que Richard Alan White**, un historiador estadounidense se interesara en investigar el proceso de independencia del Paraguay. ¿Quiénes eran los diputados? ¿Cómo fue consagrándose Francia como Dictador? ¿Qué coincidencias tiene la historia del Paraguay con la de Estados Unidos? White escribió un libro “La Primera Revolución Popular en América. Paraguay 1810-1840”.

En esta conversación con Ápe Paraguay refiere a su trabajo y aclara que no es político, pero que un país debe asumir los costos si es que entiende que puede evitar una generación de niños deformados en un contexto de utilización indiscriminada de agrotóxico. Se refiere al Paraguay de hoy y al del Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia.

-Existen varias especulaciones sobre una supuesta red de espías que había montado el Doctor Francia. ¿Qué dicen los documentos?

-Yo he examinado el presupuesto, aquí tiene los presupuesto del doctor Francia (abre el libro y muestra los detalles del presupuesto del gobierno de Francia). No hay ningún centavo para espías. Entonces, ¿quién proveía de información a Francia? ¿Quiénes eran esos espías? La gente, el pueblo reportando sobre las actividades subversivas de la clase alta. Y esto fue durante una época de crisis. Una época de guerras de sediciones en todo el Río de la Plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario