Translate

20 octubre, 2011

Demolición de Trípoli, bombas sónicas, cohetes sobre el palacio gubernamental: ¿Eso estaba en el mandato de la ONU? Más de 1,300 muertps en las última

Demolición de Trípoli, bombas sónicas, cohetes sobre el palacio gubernamental: ¿Eso estaba en el mandato de la ONU? Más de 1,300 muertps en las últimas horas LUNES, 21 de AGOSTO de 2011 14:16
La OTAN continuó estrechando el cerco del gobierno libio en Trípoli, junto a los opositores.

Según fuentes de prensa, en las últimas horas la Alianza ha bombardeado el palacio presidencial del Presidente Muamar el Gadafi y un aeropuerto en la capital, y ha lanzado bombas sónicas que aterrorizan a la población civil.

La cadena de televisión qatarí Al Jazeera señaló asimismo la detención en Maitika del coronel Al Jituni, considerado como uno de los principales cargos militares vinculados a Gadafi y de ocho de sus colaboradores.

Otras fuentes dijeron también a Al Jazeera que han llegado a tomar el control de la histórica ciudad de Tarhuna, 60 kilómetros al sur de Trípoli.

Según las mismas fuentes, las fuerzas opositoras se hallan a unos 27 kilómetros de la capital, donde ya han conseguido controlar al menos cuatro barrios.

Más de 1,300 muertos
Tras una jornada de sangrientos enfrentamientos, las fuerzas rebeldes irrumpieron en la capital. Gadafi dijo en un mensaje televisado que se quedará en la capital "hasta el final". Fuentes oficiales hablan de 1.300 muertos en las últimas 24 horas

Agitación en el hotel que aloja a prensa extranjera en Trípoli
El hotel Rixos, que aloja a los periodistas extranjeros y representantes del régimen en Trípoli, vivía este domingo una fuerte agitación tras el lanzamiento, por los opositores, del asalto a la capital libia.

Tiros esporádicos se oían al final de la tarde en las cercanías del hotel, así como explosiones en la lejanía.

Los responsables del hotel, entre ellos, su director, de nacionalidad suiza, abandonaron el establecimiento. Este último aseguró que los empleados habían recibido llamadas telefónicas de personas amenazando con tomar el hotel ya que alberga a oficiales libios.

Algunos representantes del gobierno se encuentran en el hotel y otros no pudieron ser contactados. Unos pocos guardias armados y empleados seguían en el local.

Los periodistas preparan sábanas blancas en las que escriben TV para indicar su presencia en el hotel y pretenden colgarlas de los tejados y balcones del ala que ocupan.

Asimismo, han recibido un pase de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con vistas a una eventual evacuación por mar. Un equipo de la OIM que se encuentra en el hotel ha pedido una lista con los nombres de los periodistas presentes.

Varias carreteras principales de la capital han sido cerradas por los rebeldes, según testigos, y nadie se aventura a salir por el momento.

La Liga Árabe rechaza la “injerencia extranjera” de la OTAN
En un comunicado difundido después de una reunión urgente en El Cairo del Comité de Asuntos Exteriores y Políticos y de Seguridad Nacional (CAEPSN), el aparato legislativo del organismo rechazó las operaciones militares de la OTAN en Libia, querepresentan un “injerencia extranjera” en el país. También pidió la retirada de Gadafi.

Asimismo, pidió que se establezcan instituciones en Libia en el marco de una constitución nacional y que se proteja “la unidad del pueblo libio y la integridad territorial”.

Las reuniones del CAEPSN comenzaron el pasado jueves en la sede de la organización en El Cairo con el fin de estudiar el deterioro de la situación en algunos países árabes como Siria, Yemen y Libia.

"Hasta el final"
El líder de la revolución libia, Muamar el Gadafi, aseguró este domingo que permanecerá en Trípolí “hasta el final” y pidió a sus partidarios de todas partes del territorio que se unan para defender la capital de la ofensiva rebelde que, ayudada por la Organización del Atlántico Norte (OTAN), se encuentra a pocos kilómetros.
En un mensaje de audio transmitido por la televisión estatal a toda la nación, Gadafi expresó sentir ”temor de que Trípoli sea quemada” y dijo que proporcionaría armamento a sus seguidores para que peleen contra los opositores.

Los opositores libios en coordinación con OTAN atacan desde la madrugada de este domingo los alrededores de Trípoli (capital), con el objetivo de avanzar y forzar la salida del poder de Muammar Al Gaddafi. El Gobierno pide a la Alianza y a la comunidad internacional para que se frene el derramamiento de sangre.

El enviado especial de TELE-SUR en Trípoli, Rolando Segura informó este domingo a través de su cuenta en Twitter que “rebeldes aseguran que ataques en Trípoli fueron lanzados en coordinación con la OTAN, cuyas naves bombardearon madrugada y mañana la capital Libia”.

Sumado a lo dicho por Gadafi, la noche del sábado para el domingo, su hijo, Saif al Islam, manifestó en un discurso ante un grupo de seguidores que ni él ni su padre abandonarían el país.

Este domingo, en algunas partes de la capital libia, se podía oír resonar fuego pesado de ametralladoras y algunas explosiones en este segundo día de ataques contra la capital.

Según rotativos internacionales, en horas de la tarde los rebeldes se encontraban a 24 kilómetros (15 millas) al oeste de Trípoli.

Ante esto, el portavoz del gobierno, Moussa Ibrahim, indicó que millares de mercenarios y voluntarios están determinados a defender la metrópoli de los insurgentes.

“Las gentes no son solamente patriotas sino que además tienen familias y casas que deben proteger y comprenden que si los rebeldes entran, la sangre se derramará abundantemente”, señaló.

En la víspera, el llamado Consejo Nacional de Transición (CNT) de los rebeldes dijo que tener en poder a la ciudad de Brega (norte) y que avanzaban hacia la capital libia, al tiempo que aseguraron que “el fin” de Gadafi está “muy cerca”.

Tras las declaraciones del CNT, el Gobierno de Libia afirmó que Trípoli está segura y bajo su control.

Pese a la disposición del Gobierno libio de negociar y dialogar, la OTAN y sus aliados se niegan a cesar las agresiones, que han sido intensificadas progresivamente y han causado la muerte de mil 300 civiles, entre ellos cerca de 200 niños (cifras actualizadas en julio).

Ante los ataques, gran parte de la población libia aseveró que defenderá a su líder y han realizado masivas manifestaciones en apoyo a la Revolución verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario