Translate

28 octubre, 2011

Néstor Kirchner, el error









Néstor Kirchner, el error



Y si…, Nestor fue el error, error especulativo de Duhalde, error de los medios de incomunicación, que lo definían como el “chirolita”, error de los que daban por cierto que aquel 2,17 % de intención de votos lo destinaban al fondo de la realidad.


Erraron los que apostaron a un Nestor perdedor, prendido a las barbas de Duhalde, para tener un minuto más de protagonismo.

Erraron también los que daban por cierto que un Nestor, sin votos sería un escollo rápidamente superable, que dejaría a la Argentina en situación de vulnerabilidad crónica, erraron los “gringos” que daban por hecho que se volvería sin vueltas a la política “deudo-dependiente”.

Erraron los “criminales procesistas”, que se frotaban las manos, soñando con el fin definitivo de los juicios y el triunfo de la impunidad, sin memoria y sin justicia.


Erraron los “aparato” pejotista, que con guiños cómplices lo saludaban como a uno de ellos.

Erraron los “gordos” y los “flacos”, del sindicalismo.

Erraron, los que desde el campo popular lo trataron de h d p, de continuidad del menemato, de corrupto.


Erraron los que se jugaron a dejar a un Presidente vulnerable, con el 23% de los votos.

Erraron los que cerraron las tranqueras, y salieron a la superficie con su caudal de odios, auto-denominados “dueños de la tierra”.

Erraron los que festejaron con champagne, su muerte.

No erramos los que lo votamos, fuimos el 23%, no hubo error en la pequeña esperanza de que este elegido para perder, ganara.

Hoy, otra vez…, erraron los que lo odiaron.

Erraron los que pensaron; “Muerto el perro, se acabo la rabia”.

Néstor, el emergente

No fue gratuito el, 19/20 de DICIEMBRE de 2001, no se agoto en la efervescencia piquetero/cacerolera, con la consigna “…que se vayan todos”, esa ruptura del dique de contención a la rebeldía, que disparó “el estado de sitio”, del pusilánime prófugo, e inundó los cauces de las calles con muchos “nosotros”. Todo fue a debate, los que actuaron como agentes del pasado, desde el Poder del Estado, apostaron a que nada iba a cambiar, “con un par de medidas de impacto, todo se calmara”, Erraron


El error, darle el bastón de mando a quien sabía lo que venia a hacer, y no a obedecer, un loco que puso todo patas arriba, rompió el molde, así como hacen..., los errores.

Erramos los que no nos dimos cuenta, quemados de tanta mentira, de tanto pasar de “Compañero a cómplice”, no lo supimos ver, así como no se ven los errores.

Erré cuando escuché, que se había muerto y me quebró el desconsuelo, no lo esperaba, a pesar de tenerlo frente a los ojos, no había dimensionado la profundidad de tanta cosa buena, el día, día hizo casi natural que un Presidente, asumiera en sí la responsabilidad de conducir el cambio de la historia, el cambio de rumbo, al pasado que ya no volverá.

Y fue la ESMA, el entierro definitivo del ALCA, el pago de la deuda eterna, la apertura de los JUICIOS contra los criminales más abyectos que haya parido un estado, la recuperación de la política como herramienta de cambio, en PAZ. En PAZ venimos transitando las lógicas confrontaciones con el Poder corporativo, que funcionó como el REAL PODER en el país. El estallido de millones de jóvenes que volvieron, a pesar de que antes no estaban, son nuevos rostros, que compensan la ausencia de aquellos rostros ausentes, devorados por la maquinaria de la muerte, es la esperanza de que el vació se compense para mejor, como después de la tormenta llegan las flores.


Erraron los que se creyeron dueños definitivos de la Bandera, del Himno, de la música, represores de la alegría, secuestradores de sueños.

No erraron los olvidados, que sirvieron de oleaje para que ÉL se zambulla en el mar de agradecimiento y lo abrigaron con el AMOR, que surge del que deja de ser invisible.

Y sí…, Néstor te fuiste pronto, se explica tu perentoriedad, tu intolerancia ante la duda, vos tenias el plano y el proyecto, en tu cabeza la razón y la Justicia para hacerlo, la oportunidad que supiste conseguir, fue el error fatal de los enemigos del PUEBLO, y tu CORAZON A PECHO ABIERTO latiendo como tambor de llamada. Cosa loca de los PUEBLOS, que no se equivocan cuando deja de ser yo y se transforma en nosotros, cuando brota desde el llano y se convierte en torrente, marejada hirviente de pasión que arrastro las dudas, los odios, rompió los diques de la razón y te convirtió en BANDERA, SIMBOLO y GUIA.

GRACIAS NESTOR, dejaste de ser YO, sos NOSOTROS!!! - FUERZA CRISTINA!!!







Angel Fernandez Schejtman – 27/10/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario